I GIARDINI DI VILLA MELZI   Bellagio

 
Notas historicas


Los jardines de Villa Melzi se extienden a lo largo de la orilla del lago Como (también llamado Lario) y se insertan
armoniosamente en el cuadro de colinas de la península de Bellagio que divide las dos ramas del lago.

En el interior del complejo se encuentran la villa, la capilla y el invernadero de los naranjos, actualmente transformado en museo histórico, que constituyen una espléndida expresión del estilo neoclásico y, por ello han sido declarados monumento nacional.

Este complejo arquitectónico fue realizado entre 1808 y 1810 por Francesco Melzi d’Eril (1753-1816), duque de Lodi, Vicepresidente de la República Italiana con Napoleón y posteriormente Gran Canciller del Reino Itálico.

Francesco Melzi d’Eril confió la tarea al arquitecto y decorador Giocondo Albertolli (1742-1839), representante destacado del neoclasicismo,
al que encargó una villa de aspecto sobrio y elegante, cuyas líneas y volúmenes simples resaltaran todavía más el maravilloso paisaje circundante.

La villa  fue residencia de Melzi al final de su carrera política  y su  residencia de verano hasta su muerte. Fue decorada y amueblada por algunos de los artistas mas renombrados de la época: junto a Giocondo Albertolli, creador de una gran parte de los muebles y de la decoración interna, se destacan los pintores Andrea Appiani  (1754-1817), Giuseppe Bossi (1777-1815) y Alessandro Sanquirico (1777-1849), los escultores Antonio Canova (1757-1822), Giambattista Comolli (1775-1830), Pompeo Marchesi (1789-1858) y el escultor en bronce Luigi Manfredini (1771-1840).

Los jardines de estilo inglés, embellecidos con esculturas, fueron concebidos por el arquitecto Luigi Canonica y por el botánico Luigi Villoresi, ambos responsables de la configuración del Parque de Villa Reale en  Monza.



A través de la aportación de renombrados artistas y técnicos y gracias a la sintonía especial establecida con Francesco Melzi, todo este conjunto constituye un lugar  de una rara armonía  que fue  admirado, entre otros, por Stendhal quien describió su belleza  en  « Rome, Naples, Florence » escrita en 1817.

 
HOME_PAGE_ESP.html